menúAcceso clientes
  1. Inicio
  2. Noticias
  3. Prevenir enfermedades infecciosas – Desparasitación

Prevenir enfermedades infecciosas – Desparasitación

Prevenir enfermedades infecciosas – Desparasitación

Los parásitos son organismos ampliamente extendidos que se alimentan de otros seres vivos, a los que provocan daño o enfermedad.

Los perros, tanto los cachorros como los adultos, pueden albergar parásitos internos:  gusanos redondos, comúnmente conocidos como lombrices, gusanos planos, más frecuentes en perros adultos, y coccidios; estos viven en el interior del animal. También están los parásitos externos: en general, pulgas, piojos y garrapatas, que viven en el exterior del cuerpo.

La desparasitación de los animales es fundamental para prevenir enfermedades infecciosas, tanto la interna como la externa.

Desparasitación interna

Los parásitos internos se encuentran principalmente en el intestino del perro, aunque pueden localizarse y migrar a otras partes del cuerpo, como los vasos sanguíneos o los pulmones, por ejemplo.

Los huevos infectantes o larvas de estos parásitos son eliminados con las heces, que pueden contagiar a otros perros e incluso al ser humano a través de la vía oral.

Los cachorros pueden infectarse con el consumo de larvas procedentes de la madre, antes del nacimiento o mediante la leche materna.

Los que tienen un sistema inmunitario deprimido, se ven más afectados por los efectos negativos de estos parásitos. Además, el tipo de parásitos que albergan los cachorros es diferente del que se encuentra con más frecuencia en animales adultos. Así, según la edad de su perro, la pauta de desparasitación interna puede variar.

Para prevenir enfermedades infecciosas, la desparasitación debe iniciarse antes de empezar la vacunación. Durante las primeras semanas de vida del cachorro se hará cada 15 días y después cada mes hasta los 6 meses de edad. Posteriormente se realizará de manera periódica durante toda la vida del animal adulto. Muchos perros estarán en riesgo continuo y lo ideal será desparasitarlos cada mes. En todo caso, el mínimo será cada 3 meses.

Desparasitación externa

Con el cambio constante de las condiciones climáticas y la existencia de microclimas, ninguna estación del año puede considerarse de bajo riesgo para la presencia de parásitos externos, por lo que su mascota debe estar protegida todo el año frente a estos organismos.

Los productos antiparasitarios evitan que éstos convivan con su perro, eliminándolos de su mascota y del ambiente en el que se encuentre. Además, gracias a su efecto repelente, algunos antiparasitarios externos evitan que este tipo de parásitos piquen al perro y contraiga otras enfermedades.

Existen distintos tipos de productos antiparasitarios, tanto en formato como en frecuencia de aplicación. Consulte con si veterinario cuál de todos estos formatos o presentaciones es la más aconsejable para su perro y sus necesidades específicas, o incluso las suyas propias.

Advertencias importantes

Aplique medidas de higiene rutinarias como lavarse las manos después de jugar con su perro o recoger sus heces para evitar el contagio.

Debe asegurarse de que se utilizan siempre productos específicos y no tóxicos para los cachorros.

Después de administrar cualquier tipo de producto antiparasitario, asegúrese de que su mascota no manifiesta ningún tipo de efecto adverso local o sistémico.

Parte de la información de este artículo ha sido extraída de material didáctico perteneciente a Méderic Ediciones - ISBN 978-84-617-7434-0 , entre otros medios o publicaciones públicas y gratuitas

 
 | LEONVET

Distribuidor mayorista de productos zoosanitarios.

LEONVET, S.L. - Proveedor de clínicas veterinarias y tiendas de animales en León
Síguenos en