menúAcceso clientes
  1. Inicio
  2. Noticias
  3. EL BURRO DE GEORGE WASHINGTON ERA DE ZAMORA

El Burro de George Washington era de Zamora

El Burro de George Washington era de Zamora

10/Mar/2021

En 1751 en Barbados,  George Washington (GW) estaba haciendo la instrucción militar. Un día vio una mula española y quedó impresionado por sus características de porte y tamaño. Las mulas en ese tiempo eran fundamentales, no sólo para el trabajo, sino también para el transporte y primordiales para el ejército. Eran preferentes para estas labores frente a los caballos porque son más dóciles, viven más años y comen menos. 


En las colonias británicas de América también se producían mulas, pero a partir de de burros de razas inglesas e irlandesas, de un tamaño mucho menor al de los burros españoles, lo que porovocaba que las mulas resultantes del cruce fueran mucho más pequeñas y, por tanto, tuvieran una capacidad de tiro menor. 


Al finalizar la Guerra de la Independencia (1783), GW se retiró a su casa de Mount Vermon, donde tenía una granja en la que intentaba mejorar las razas de burros para obtener buenas mulas. Aprovechando su amistad con el gobernador de Luisiana, Bernardo de Gálvez, quiso comprar un burro espñol cuya exportación estaba prohibida bajo pena de muerte. Solo podían  criar mulas las personas de alto rango, por edicto real. 


Finalmente, el cónsul de Estados Unidos en Cádiz pidió a Willian Carmichael, encargado de negocios del país en la Corte española, que le ayudara a conseguir un burro. Este le comunicó el interés a José Moñino (Conde de Floridablanca), quien a su vez le pidió el favor al Rey Carlos III que, conocedor de la relevancia de GW en el desarrollo de Estados Unidos, en lugar de permitirle la compra de un burro, decidió regalarle dos. 


El encargado de la misón fue el diplomático Juan Miralles. Se enviaron los dos mejores burros existentes, de raza zamorano-leonesa y, con ellos, un mulero zamorano, Pedro Téllez, que se encargó de construir los establos en dos barcos diferentes, cuyo destino era Boston. Durante el trayecto, un huracán hundió uno de los barcos y con él se perdió uno de los burros. El otro barco llegó al puerto de Gloucester el 26 de octubre de 1785, con el burro restante, una edición especial del Quijote en cuatro tomos, y el zamorano Pedro Téllez. Una vez allí, hubo que trasladar al animal a una barca más pequeña para poder llegar a tierra, puesto que el puerto era poco profundo. 


Pedro llevaba una carta de presentación, pero no sabía inglés ni a quien presentar dicha carta, así que a pie recorrió las 40 millas que le separaban de Boston. Allí habló con el general Cushing, quien mandó un correo a GW. Este  envió a su mayoral y ambos recorrieron a pie más de 800 km hasta llegar a Mount Vermon (Virginia). A su paso por Filadelfia, se reunieron con el comisionado español Francisco Rendón, que hizo llamar al franciscano José Ruiz para que bautizara al burro. Se decidió que el nombre más apropiado sería el de ¨Regalo Real¨ y quedó bautizado como Royal Gift. 


Cuando por fin se encontraron con GW, este encargó inmediatamente un par de zapatos nuevos para el mulero español. Por otro lado, había reservado sus mejores 15 yegüas y, con la ayuda de Téllez, que actuó de mamporrero, las cruzaron con Royal Gift. También cubrió dos burras de Malta, que le había regalado su amigo Lafayette. 
Téllez fue invitado a quedarse en la granja, pero prefirió volver a su pueblo y embarcó desde Nueva York. 


El burro zamorano, que tanto deseaba GW, fue el regalo del rey de España. Tras cubrir numerosísimas yegüas y burras murió en Sandy Hills, Carolina de Sur, en 1796. 
Si quereis conocer la historia completa os recomiendo la lectura del libro “EL REGALO DE CARLOS III A GEORGE WASHINGTON. EL PERIPLO DE ROYAL GIFT”, cuyo autor es el veterinario y escritor José Emilio Yanes García. 

JORGE LUIS ÁLVAREZ 

 

 | LEONVET

Distribuidor mayorista de productos zoosanitarios.

LEONVET, S.L. - Proveedor de clínicas veterinarias y tiendas de animales en España.