menúAcceso clientes
  1. Inicio
  2. Noticias
  3. Conocer y cuidar a mi perro - Higiene

Conocer y cuidar a mi perro - Higiene

Conocer y cuidar a mi perro - Higiene

La higiene no consiste sólo en mantener una buena apariencia física para tu perro, sino también un estado de salud adecuado. También será más fácil que tu perro se adapte a este tipo de manipulaciones si lo acostumbras desde cachorro y afecta directamente a la relación que tienes con él, mejorando su comportamiento general y mejora su receptividad a la hora de adiestrarle..

Cepillado

Como ya sabes, el cepillado es necesario para tu perro y no sólo por una cuestión estética. El cepillado aporta numerosos beneficios a tu perro, manteniendo su pelo sin enredos, eliminando el pelo muerto y, favoreciendo la lubricación natural del manto, manteniendo así también su piel sana.

Baño

Los cachorros se pueden bañar tan pronto como sea necesario, aunque no estén vacunados. Teniendo en cuenta que en las primeras semanas, en las que mamen de la madre, debe reconocer su olor, frotándolos después del baño con ella o con su manta. Además, si el baño se asocia con el juego o con algún premio, su perro aceptará mucho mejor la experiencia y potenciará la relación.

Condiciones

Se debe utilizar agua caliente, similar a la temperatura corporal del perro 37º-39º y secarlo con el secador de pelo, manteniendo una cierta distancia para evitar el contacto directo con la piel, en una habitación a una temperatura agradable.

Frecuencia

No existe una frecuencia de baños determinada. Si su perro se ensucia, hay que bañarlo de forma inmediata. Como mantenimiento, una vez cada 15 a 60 días, se le puede bañar con un champú neutro hidratante.

Si observa que su perro requiere baños muy frecuentes para controlar el olor o sufre alguna alteración dermatológica, consulte a su veterinario la frecuencia adecuada y el champú que debe utilizar.

Precauciones

Se debe tener especial cuidado al aplicar el champú con los ojos y vigile en todo momento que no entre agua en los oídos

Limpieza de los ojos

La limpieza regular de los ojos de su perro es importante para evitar la persistencia de las molestas legañas y así prevenir infecciones; además, es un buen momento para examinar de cerca que no haya ninguna alteración evidente.

Para la limpieza e los ojos se debe utilizar suero fisiológico y gasas.

  • Durante el procedimiento, sujete con firmeza el cuerpo y la cabeza.
  • Vierta el suero fisiológico desde la parte superior del ojo, manteniendo los párpados abiertos.
  • Recoja el suero fisiológico sobrante con la gasa en la parte inferior y arrastre las legañas que se hayan acumulado en el exterior.
  • Tenga cuidado de no introducir la gasa en el interior del ojo y utilice siempre una gasa diferente para cada ojo.

Limpieza de las orejas

Examinar de forma regular las orejas de su perro es una práctica esencial que puede ayudar a prevenir problemas futuros.

La limpieza de la parte más externa del oído del perro se puede realizar con la ayuda de soluciones especiales y una gasa. Tras aplicar unas gotas de la solución desde el exterior, se efectúa un ligero masaje de la base de la oreja y se retiran los restos de la parte más externa de la oreja con la gasa.

Nunca se deben introducir bastoncillos o gasas para oídos en la parte más interna del oído, ya que puede favorecer la aparición de infecciones.

Sólo aplicar limpiadores específicos o tratamientos bajo prescripción veterinaria.

Higiene Dental

Es recomendable que se familiarice con el aspecto sano de la boca de su perro para poder identificar rápidamente las posibles alteraciones que puedan producirse.

Las bacterias y la placa dental pueden conducir a la formación de sarro y causar gingivitis, recesión de las encías y/o pérdida de piezas dentales. Por ello es sumamente importante un cepillado regular de los dientes, junto con una alimentación adecuada y juguetes masticables, que ayudarán a su mascota a mantener una boca saludable.

Frecuencia

Una correcta higiene dental mediante cepillado, realizada al menos 2 veces a la semana, previene posibles infecciones, dolencias y mal aliento.  Se deben utilizar siempre productos específicos.

Material

El uso de juguetes masticables blandos son los recomendables para la etapa de cachorro. Entre los 4 y 6 meses de edad, los dientes de adulto sustituyen a los de leche. A partir de los 10 meses, cuando las raíces de los dientes están desarrolladas completamente, podrá utilizar juguetes masticables duros. Además de favorecer la salud dental de su perro, será un entretenimiento para él.

Existen piensos específicos que, por su forma y composición, y su acción abrasiva, pueden ayudar a mantener en buen estado de los dientes de su mascota.

Precauciones

Si el mal aliento de su perro persiste, puede ser indicativo de enfermedades locales o sistémicas y debe consultarse con su veterinario.

Cuidado de las uñas

El cuidado de las uñas contribuye a la salud de las patas al evitar el riesgo de uñas encarnadas y la aparición de infecciones.

Como regla general, excepto para los dedos más internos o espolones, deberá cortar las uñas de su perro cuando estas toquen el suelo al caminar.

Material

Para ello necesita un cortador de uñas adecuado para perros. Procure cortar solo el extremo de la uña, sin llegar a las partes vascularizadas (como se muestra en la imagen), para evitar dolor y una posible hemorragia.

Precauciones

En perros de uñas oscuras, diferenciar esta parte no es posible, por lo que, sobre todo en estos casos, es mejor que el corte lo realice un profesional.

Parte de la información de este artículo ha sido extraída de material didáctico perteneciente a Méderic Ediciones - ISBN 978-84-617-7434-0 , entre otros medios o publicaciones públicas y gratuitas

 | LEONVET

Distribuidor mayorista de productos zoosanitarios.

LEONVET, S.L. - Proveedor de clínicas veterinarias y tiendas de animales en León
Síguenos en